Llega la noche más mágica del año, y esta vez viene acompañada de un suceso especial. Dos eventos tienen lugar al unísono, la celebración del inicio del verano con un nuevo ciclo lunar.* También llamada la luna nueva, momento de siembra de nuevos propósitos. (*En el hemisferio sur es el inicio del invierno)

Múltiples celebraciones con fuegos y hogueras sucederán esa misma noche en diferentes territorios. Un rito concebido con la finalidad de «dar más fuerza al sol», que a partir de ahora irá “debilitándose”, haciéndose más cortos los días hasta el solsticio de invierno.

Y no solo eso, un acto con el fuego como protagonista, símbolo de purificación.

Un momento para eliminar todo aquello que ya no nos sirve, momento de hacer inventario del año. ¿Qué toca eliminar que ya no nos ayuda en nuestra vida?

Y a la vez un detalle a añadir que tiñe de más mágico este día. Sumarle el momento semilla del mes, en el cual podemos concentrar nuestros deseos e incorporar nuevos aprendizajes. En esta ocasión con respecto al signo de Cáncer. El signo de la madre, la cuidadora, la nutridora, la receptiva, la amorosa, la que se deja llevar, la que acepta los cambios.

Puesto que cáncer rige la luna, y más caras que la que ella nos ofrece a lo largo del mes… Oscura, creciente, llena, menguante…¡El cambio constante!

Con ello me viene una imagen para esta lunación…la construcción de tu cueva interior.

¿Cómo es esa cueva dónde puedes refugiarte de las inclemencias del día a día, del estrés, del agobio, de las exigencias, de las demandas?

Haz inventario, ¿cuánto te has estado cuidando a ti mismo?

 ¿Te alimentas bien?¿escuchas a tu cuerpo? O acabas siendo la mami de los otros, sintiéndote indispensable para ellos.

Eres la cueva de los demás, y en ella ¿no hay espacio para ti mismo?

¿Te has identificado en sobre exceso con los valores familiares y ni siquiera te has percatado a ver si te sirven para tu propio bienestar?

Es un momento ideal para que fusiones: mente, corazón y propósito en pos de tu bienestar. (sol, luna y mercurio en conjunción).

Para que aproveches los conflictos que llegan a tu vida y les des una respuesta creativa.

Imagínate tu cueva, si llueve ¿se inunda o tienes alguna protección?.  O acaso si alguien quiere invadir tu espacio, ¿eres capaz de disuadirlo?.

El camino para construir esa cueva “ideal” que te aporte refugio en cualquier situación, es un proceso lento. La solución deberías buscarla en tu propio interior. Tener una actitud activa y positiva.

Cuando nos dejamos llevar por el conflicto, y sintamos la prisa por alcanzar nuestros objetivos (Marte cuadratura Júpiter), ver que tal vez hemos sido incoherentes con nuestras metas y nos hemos “flipado” con nuestros objetivos.  (Marte trígono Neptuno).

Esas locuras irracionales acaban pasando factura, y es que esa supuesta cueva no está preparada para cualquier situación. ¿Acaso has invertido en ella?

Es necesario empezar una búsqueda y hacerse una pregunta: ¿Sé manejar las emociones en mitad de los conflictos?

Y no perder de vista los objetivos que queremos alcanzar en nuestro camino.  Puede que entonces veamos la necesidad de revisar nuestro propio proyecto de vida.

¿Hacia donde necesito ir  y cuál es ese refugio interior que me procura bienestar?

¿Cuanto estoy dispuest@ a invertir en él para que me aporte seguridad en cualquier circunstancia de mi vida personal?

*Te gustaría solicitar un informe personalizado de como te influye la lunación (clica aquí).

*Si quieres participar en el encuentro que realizaremos en Barcelona con motivo de la lunación y de San Juan clica aquí

*La luna nueva de Cáncer tendrá lugar la madrugada del 24 de Junio a las 4:31h en el grado 2º47’ conjunto a mercurio 5º52’.  Marte se encuentra también en cáncer a 12º47’ formando parte de un triángulo de reconocimiento directo, trígono a Neptuno y cuadrado a Júpiter.