Introyección Tengo 33 años y debería

Hablamos de un mecanismo neurótico mediante el cual incorporamos dentro de nosotros mismos patrones, modos de actuar y pensar que no son verdaderamente nuestros.

Tengo 33 años y… (¿cómo seguirías tú la frase?… he aquí la cuestión!

¿Qué sucede cuando lo externo y lo ajeno cobran mayor importancia que uno mismo?

Cuando somos incapaces de discriminar entre lo propio y lo ajeno y directamente hacemos nuestros valores, mandatos y consignas de otros.

Hay una incapacidad para diferenciarnos, para elegir y para actuar satisfaciendo nuestras verdaderas necesidades.

Todos los conceptos, valores, proceden del mundo exterior.

El propósito del mecanismo es proteger la mente y a uno mismo de la ansiedad, cuando algo es doloroso, amenazante o que no encaja en nuestras ideas.

¿Imagina que estás haciendo tuyas conductas que nada tienen que ver contigo?

¿Que lo único que quieres es proteger tu mente de la ansiedad?

Todos estos conceptos, valores y actitudes deberían ser digeridos para valorar si realmente los queremos incorporar en nuestra personalidad.

Ana Calderón, Terapeuta Gestalt y Astróloga Psicológica

*Consulta terapéutica (más información) /Contacta (aquí)

*Solicita Consulta terapéutica online