¿Si quieres alcanzar un ideal…qué es lo que te impide conseguirlo?

La respuesta a esta pregunta puede ser resuelta esta noche…

Con la luna llena podemos ver con mayor objetividad aquellos planes que iniciamos en la oscura luna nueva.

Un momento para reconsiderar y ver desde otra perspectiva, o acabar de comprender aquello sobre lo que nos sustentamos 14 días atrás.

Si el 18 de diciembre tenía lugar la luna nueva de sagitario, un momento para trazar el rumbo de nuestros sueños o planes… Ahora con la luna llena podremos ver la viabilidad de estos.

En esta ocasión la luna llena tiene lugar en el familiar y apegado cáncer que pone de relevancia nuestras ataduras. Aquello a lo que estamos aferrados que impide que podamos alcanzar eso que imaginamos.

Cáncer también simboliza nuestra zona de confort y la base sobre la cual nos sustentamos. Ya que aquello a lo que nos apegamos también nos esclaviza. Y cuando cáncer no es capaz de comprender que ha de soltar, puede ser el más infantil de todos los signos.  También entrar en dinámicas de dependencia e impedir el crecimiento de aquellos que lo rodean.

Cáncer es la tribu también y el pertenecer a ella nos hace tener que ser a todos por igual. Pero ¿y si unos se esfuerzan más que otros? Esa es la visión que nos ofrece el Sol en capricornio, el valor de la superación y la autoresponsabilidad.

Ahora vemos ese dilema ante nosotros…

¿Y si uno quiere obtener lo mejor de ambos sitios sin sacrificar nada?

¿Qué nos está autoengañando en esa idea de seguir en el confort de la cueva y a la vez alcanzar la gloria?

Si seguimos enganchados a nuestras ilusiones será difícil hacer desaparecer esas dependencias y crecer. Así como si queremos seguir beneficiándonos de aquellos a los cuales nuestra propia idea no convence. ¿Qué pasa si en vez de víctima resulta que soy verdugo?

¿Y si me autoconvenzo que alguien me tiene atado? ¿Y si resulta que soy yo que necesito ese apego-excusa, para no tener que responsabilizarme de mi mismo?

Para no tener que librar batallas en soledad…

En el cielo vemos un cometa, y la luna se sitúa en la cola. Esa imagen nos puede orientar del lugar que la luna ofrece al cuadro general.

Si el Sol nos habla de nuestro lado consciente, la luna es nuestro inconsciente, aquellos comportamientos que nos son más difíciles de cambiar. Aquellos automatismos que residen dentro de nosotros.

Desde nuestra consciencia puede haber una necesidad de superación, de esfuerzo, de transformación y de no importarnos erigirnos por encima de la masa. Pero desde el lado inconsciente puede haber el miedo a quedarse solo, a no sentirse seguro, a que falte, a la pérdida de control.

¿A qué aspiramos pero qué es lo que realmente necesitamos?

¿Cuánto estamos dispuestos a renunciar a nuestro bienestar por un ideal?

Y cuál es esa seguridad… ¿es real o es más un apego que nos impide crecer?

Ana Calderón, Astróloga Psicológica y Terapeuta Gestalt

*Si quieres participar en el encuentro de la Luna Llena que tendrá lugar en Barcelona (clica aquí).

*La Luna Llena de Cáncer tendrá lugar Martes 2 de Enero del 2018 a las 3:25h de la mañana en Barcelona (España) en el grado 11º37  con Sol, Venus (a 954′) , Saturno (1º31′) y Plutón 18º49′ en Capricornio. (Para otras ubicaciones ver mapa de uso horario).

*Si estás interesado en conocer en qué ámbito te afecta particularmente la lunación, te invito a que compres el Informe Personalizado de la lunación.